jueves, 1 de enero de 2009

Ya queda menos...


Ainsssssssssssss que nervios, ya queda menos para que llegen sus Majestades los Reyes Magos. En nuestro Belén los hemos ido moviendo...y ellos día y noche cabalgando en sus camellos sin parar. La verdad es que esta noche mágica me encanta y me vuelvo un poco niña...Tengo muchos recuerdos de mi infancia. Mis padres no aguantaban hasta la mañana y a la vuelta de la Cabalgata, y mientras cenábamos, los Reyes ya nos dejaban sus regalos a mi hermano y a mi.......Recuerdo especialmente un encerado con unas tizas que me dejaron en el desván de la casa. Además nos dejaban notas del tipo: tenéis que ser muy buenos, y nosotros alucinados!! Guaaaaaaaaa mira han escrito aquí!!!.. A la mañana siguiente nos levantábamos y nos íbamos corriendo al Maracaibo, al bar de unos amiguitos vecinos para ver lo que les dejaran a ellos, y así jugábamos todos juntos. Como dice mi amigo Jorge, recordar es volver a vivir. Y yo esta tarde en la Cabalgata de Reyes he recordado y me he emocionado . Y aquellas niñas pequeñas amigas que compartían juguetes el día de Reyes, hoy estaban en la Cabalgata viéndolos con sus respectivos pequeños Laura y Mateo... ¿no es en verdad emocionante???. Para clausurar la tarde, chocolatada con churros en casa de los abuelos para contarles todo lo que vimos y compartir tal acontecimiento.
Los Reyes Magos nos traían lo que ellos consideraban...porque como decía mi madre había muchos niños en el mundo, y había que repartir entre todos, pero eso no disminuía ni un ápice nuestra ilusión. Y esta ilusión es lo que realmente me gustaría transmitirle a nuestra hija Laura (siempre digo mi hija- y tengo a Luis algo mosqueado...je,je). No sé con que edad unos vecinos mayores, nos dijeron a mi amiga Mónica y a mi...¿pero vosotras no seréis tannnnnnnnn tontasssss que no sabéis que los Reyes Magos son papá y mamá????? Lupssssssssss y nosotras muy dignas....dijimos sí, ya lo sabbbbíamosssssssss...y se hizo la luz, o mejor sería decir que se apagó ......A pesar de ello, yo seguí con la misma ilusión y aunque mis padres al preguntarles me confirmaron la verdad, yo seguí alimentando en mi hermano durante unos añitos más el "misterio de los Reyes"...hasta el punto de que me decía: nena...yo creo que ya estuvieron aquí en casa....no te huele a incienso??? y yo le decía con voz de misterio: sí,sí, si que huele...(yo creo que hasta me olía...je,je,je). A muchos de mi generación nos gusta recordar lo cutrillos que eran nuestros Reyes... pero mis padres que ahora rondan los sesenta y pico años nos recuerdan que en su infancia, en la aldea no había Reyes, y que fue un descubrimiento para ellos cuando llegaron a la ciudad. Así que han tenido mucho mérito...serían sencillos, pero nunca nos ha faltado un mimo en esta noche especial.

En este período de abundancia (a pesar de la crisis) son ya muchas las voces que se alzan en contra de comprar y comprar sin sentido, y regalar y regalar sin sentido de igual forma. En contra del regalo convertido en mera ostentación de poder económico y no en lo que realmente debe ser...como leía estos días en un artículo en el periódico: "Te conozco porque te quiero, y por eso te doy esto que te alegrará". Y si no se te ocurre nada por esta vez...no pasa nada!!!.
Desearos que los Reyes Magos vengan cargados de cosas buena para todos.

Bicos moitos

1 comentario:

Hope dijo...

En mis noches de reyes a lo largo de los años ha habido de todo como en botica, noches sin apenas emoción y otras con mucha, de todas formas yo sigo poniendo mi zapato y me gusta que los demás lo pongan también.
Acabo de oír un.................. ruído...creo que son los camellos, me voy corriendo a la cama, no vayan a pillarme despierta.
¡Feliz día de reyes!!