jueves, 1 de enero de 2009

Bienvenido 2009!!!

Y al final en el medio de este sabor agridulce que nos ha dejado este año que ya es pasado y que para nosotros ha sido por diversas razones muy, muy intenso...estas Navidades están siendo bonitas y entrañable y hemos intentado en el medio de las prisas en las que ando este año, frenar el ritmo y disfrutar de estas fechas y de nuestros seres queridos, familia y amigos de siempre. Y entre velas, turrón, Belén, Árbol y sobre todo muchos, muchos afectos, esta Navidad ha sido menos fría. Sin duda, los niños le dan un sentido especial, cuánta ilusión y cuánta magia...Una de estas noches, acostando a mi hija Laura, ésta me dijo con los ojos muy abiertos y mirándome fijamente:- mamá ¿sabes una cosa?...soy la niña más feliz del mundo!!!. No pude evitar sonreír porque lo afirmaba con tanto convencimiento que no cabía ninguna duda. Y en ese momento, en ese instante... yo también fui la mujer más feliz del mundo.

5 comentarios:

mamiago dijo...

Los niños es lo que tienen, que son sinceros... No recuerdo si tengo tu mail, pero creo que no. Te quiero mandar una cosita, mandame tu dirección a ines.casal @hotmail.com. Un besazo. Inés.

Susana dijo...

Ooohhhh, pero que bonito!!!! Es la mejor frase que puede escuchar una madre!!!!

Jorge Vilela dijo...

Aunque ya casi no me acuerdo, te comprendo perfectamente cuando dices lo feliz que te sentístes al oir a tu hija. Los mios ya volaron del nido,.... ! snif, snif,snif!.No sigo que me cae el pingo. Aún andan por casa, supongo que estarán a gusto y yo me alegro.Disfruta de tu hija a tope, cuando pasen los años te darás cuenta de que se te va de las manos manos y solo te quedarán los recuerdos y sus fotos. Dale un bikiño de nuestra parte. Feliz 2009

Mª Carmen dijo...

Graciñas Jorge!!! Los tuyos ya son mayorcitos pero en esa edad en la que uno anda buscando todavía su sitio...con la edad nos volvemos más refunfuñones y nuestra "felicidad" pende de cosas externas: para unos un buen coche, para otros el trabajo "ideal"(trabajar poco y que te paguen mucho...dice un compañero), tener un vestido más bonito que el de la vecina...Muchas veces los mayores necesitaríamos un buen coscorrón o colleja para darnos cuenta de que eso no es imporrrrrrrrtante.Sin embargo cuando eres niño, la felicidad es ver a los tuyos bien y sentirse querido y cuidado (comes bien, duermes bien, te dan abrazos y besos, juegas....), quieres y te quieren... ¿Acaso se puede pedir algo más para ser feliz?.El pasado no existe, el futuro ni te lo planteas (como mucho: ¿cuándo vienen los Reyes??? mamá...), y el presente, el ahora es lo único que tienes, y vives cada día comó si fuera el último.....

Bicos moitos Jorge y que el Año 2009 nos permita seguir "dando guerra", disfrutando de los pequeños placeres de la vida...y bueno, vale...también refunfuñando un poco.

Pedro dijo...

Me emociona tu blog, me trae recuerdos de mi propia historia. Sigue así, por favor. Te invitamos a Absurdilandia, los dibujos son míos, y puedes usarlos para tu blog si te gustan, están a disposición de todos.


http://absurdilandia.blogspot.com/

Un beso, volveremos por aquí

Pedro y Ana