martes, 7 de diciembre de 2010

La confesión

Tengo que confesar, haciendo un guiño a la foto que después de un año en que he andado a cien por hora...todavía este año no logro reorganizarme, el tiempo se me escapa entre las manos como espuma  y me deja una sensación de desazón, como de que no llego a todo lo que quiero hacer, y lo cierto es que nunca he tenido tanto tiempo. Así que mi querido blog es una fiel plasmación de mi inconstancia y de mi volatilidad...ando con la cabeza enredada todo el día en que puedo hacer para mis "niños",  probando y experimentado bajo la premisa de ensayo-error y todo ello supongo que fruto de mi total inexperiencia (supongo que es una de las novatadas que tengo  que pagar) que sumada a mi carácter apasionado da una ecuación un tanto extraña no apta para hipocondríacos y que tiene como única eximente Señoría que intentó hacerlo bien cada día y que le pongo mucho, mucho corazón.
En fin todo este rollo me sirve de pretexto para subir unas fotos de la genial fotógrafa Cristina García Rodero , cuya exposición "Transtempo" estará en el Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC) de Santiago de Compostela hasta febrero de 2011 y que no me pienso perder y que recomiendo a todos aquellos que tengáis la oportunidad de acercaros a ella.
 La fotografía siempre me ha encantado, recuerdo que desde niña me cautivaban esos instantes de vida reflejados en papel, y que me dediqué a recoger y reorganizar fotos antiguas dispersas por cajas de galletas y cajones enmohecidos con total esmero. La exposición a la que me refiero: "Transtempo" (me encanta el nombre )(más allá del tiempo), la realizó Cristina cuando era una ventiañera con su mochila al hombro, allá por el año 1974 (yo tenía 3 añitos y andaba a caballo entre la aldea de mis abuelos y  San Francisco en Santiago de Compostela), se decidió a explorar las profundidades de la Galicia rural, así que me va a traer ecos de un tiempo no tan lejano que viví, un mundo en extinción pero que existió. Esa Galicia rural que yo conocí y que ella a pesar de su juventud nos muestra a través de un objetivo incisivo, inteligente, íntimo y femenino.
Y como yo también soy de las que pienso que muchas veces una imagen vale más que mil palabras, para muestra un botón.

Bicos moitos a todos y nos vemos pronto (espero)













4 comentarios:

Shirat dijo...

¡Qué foto más curiosa! A mí también me encanta la fotografía, pero soy una perezosa de tomo y lomo para esas cosas. Y eso que ahora con las cámaras digitales no tendría que tener excusa, pero en fin...

Carmen, me alegro muchísimo de leerte. Entiendo tus agobios perfectamente, cuando empiezas en un sitio nuevo todo son inseguridades. Ánimo y ya sabes que si te podemos ayudar en algo aquí estamos para lo que quieras. Por la blogosfera hay un montón de profes, y seguro que podemos compartir información, bibliografía, experiencias... la educación es toda una aventura, y más en tu especialidad.

Mª Carmen dijo...

Gracias Shirat! pues voy a agradecer todos vuestros consejos...

bicos moitos

Anónimo dijo...

También me encanta ver fotografías curiosas, tienen algo de hipnótico ¿verdad?
Un beso M Carmen
Inma

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria